You are here:

Valoración de los Activos Energéticos en Dificultades

Desafío

En 2015, los precios del petróleo se desplomaron desde un máximo de 60 dólares a menos de 40 dólares por barril. A finales de 2015, nadie esperaba que los precios volvieran al nivel de 80 a 100 dólares por barril que era la norma durante la mayor parte de la última década.

Obviamente, los precios de petróleo tuvieron un efecto profundo en la valoración de empresas de exploración y producción así como sus activos subyacentes. Además de las dificultades financieras que esto causo para empresas que tenían niveles altas de deudas, la perspectiva de precio bajo afectó a la economía de opera un pozo existente y/o construir un pozo, que en última instancia tendría un impacto en el calendario previsto y los volúmenes de producción de las reservas adquiridas. Por eso la previsión de precios tuvo un impacto significativo en el valor de los activos tangibles, desde el punto de vista del volumen de producción y su impacto sobre los niveles de utilización, y las reservas adquiridas desde el punto de vista de ventas (precio por barril y volumen) y su influencia en los flujos de efectivo realizados.

Cuando la utilización de la producción es mas bajo, la viabilidad económica de los activos tangibles (es decir, el retorno de la inversión) se vuelve más cuestionable. Además, cuando los precios son más bajos, resulta prohibitivo extraer valor de las reservas de petróleo y gas, que dependen de la etapa de desarrollo de reservas o clasificación de reservas, que incluyen:

  • Probadas Desarolladas en producción (PDP)
  • Probadas Desarolladas no en producción (PDN)
  • Demonstrado no Desarollado (PUP)
  • Probable (PRB)
  • Posible (POS)

Todas las clasificaciones excepto PDP requieren cierto nivel de inversión para comenzar a generar volumen de producción.

SITUACION DEL CLIENTE

La filial con sede en México de Grupo Valuation Research Group, Grupo NASSA, fue retenida por una empresa de producción de energía cuya filial había adquirido ciertos activos en dificultades de una compañía de energía y producción. La empresa adquirida se encontraba en el capítulo 11 de protección de bancarrota después de la caída precipitada de los precios del petróleo en 2015. Grupo NASSA y la filial VRG con sede en Estados Unidos, Valuation Research Corporation (VRC), se asociaron para determinar el valor razonable de ciertos activos tangibles e intangibles de la empresa adquirida.

Este propiedad incluyó:

  • Tres plataformas petroleras
  • Maquinaria y equipamiento
  • Pozos de producción
  • Sistemas de anclaje de barcos y barcazas
  • Dos plataformas adicionales en construcción
  •  Todas las reservas de petróleo y gas

Grupo NASSA valoró otros activos auxiliares como vehículos.

Para realizar la valoración de las reservas de energía VRG coordinó con múltiples partes que operan en diferentes idiomas y la valoración de activos en varios lugares. Esto incluyó el personal de VRC basado en los Estados Unidos, el personal de Grupo NASSA en México, la empresa adquiridora y su filial, la empresa adquirida y los expertos geólogos de VRC. La valoración incluyó la evaluación in situ de las plataformas petroleras adquiridas, así como reservas de petróleo y pozos - algunos desarrollados, algunos no desarrollados - frente a la costa del Perú.

Al seleccionar una metodología de valoración, VRG necesitaba considerar la divergencia significativa en el valor de la empresa de la empresa frente al valor no descontado de los activos, dado a la caída dramática de los precios de los productos básicos en ese momento.

Solución

VRG empleó un enfoque de costos para determinar el valor de los activos tangibles. El valor de los activos tangibles requirió el cálculo de un factor significativo de obsolescencia económica dado su baja utilización. Para determinar el valor de las reservas de petróleo y gas, VRG empleó un método de ganancias excesivas de varios períodos (MPEEM). Al estimar el valor razonable de la propiedad personal, se utilizó el enfoque de costos porque proporcionó el reflejo más preciso del valor del activo al propietario-usuario de forma continua. El equipo es comprado por una compañía o inversionista para uso futuro. Por lo tanto, la valoración debe reflejar el valor restante para la empresa en su uso de los activos, no el valor de los activos a cambio en el mercado. Por eso, los activos se consideran como propiedad de servicio. En este caso, se llegó a la conclusión del valor obteniendo información del mercado de equipos usados, realizando los ajustes necesarios respecto a la comparabilidad donde la información era suficiente para identificar y comparar con el sujeto y sumando todos los costos que serían necesarios para convertir una pieza del equipo inactiva a una parte integral de una unidad de operación. La determinación de una obsolescencia económica en los activos tangibles era un reto dado los precios de la energía fluctuantes y las proyecciones de producción inciertas. A la fecha de valoración, el volumen de producción de cada uno de los pozos operativos oscilaba entre el 10% y el 30% de la capacidad. La obsolescencia económica se determinó sobre la base de los niveles de producción agregados de las tres plataformas en relación con su capacidad nominal agregada. En ese momento, las plataformas sólo se ejecutaban en un 14,7% de su capacidad nominal sobre una base combinada. Esta información ayudó a determinar un factor de obsolescencia económica para la propiedad asociada con las plataformas y la construcción en proceso.

Para valorar los activos intangibles de reserva, VRG trató temas de valoración relativos a los intereses de reserva. A juicio del cliente, la valoración de las reservas de POS fue excluida del alcance del análisis de valoración debido tanto a su incertidumbre relativa como porque se asumió que éstas serían antieconómicas dado los niveles de precios prevalecientes y el monto de capital y gastos de operación requeridos para comenzar a extraer las reservas y, en última instancia, generando producción. Para cada una de las clases de reservas probadas y los activos de reservas probables que estaban produciendo o se podía prever producir en el futuro determinable, se determinó que la premisa apropiada de valor era el valor de uso de mercado. Tanto el enfoque de ingresos para el valor como una modificación del enfoque de comparación de ventas al valor (considerado un enfoque de mercado) pueden ser apropiados para valorar dichos activos. Se consideró que el enfoque de costos no era aplicable porque los activos agotados, como las reservas de petróleo y gas natural, no pueden ser reproducidos o colocados en su ubicación. 

Al utilizar el Método de Ingresos, los resultados de los modelos financieros se desarrollaron utilizando el MPEEM. MPEEM es una forma de un análisis de flujo de caja por donde se construye un modelo operativo para prever los ingresos y gastos derivados de la empresa asociada con los activos que se están valorando. Cuando se requieren otros activos para producir este flujo de efectivo, entonces partes del flujo total de efectivo atribuible a estos activos contributivos deben ser identificados y deducidos del flujo de caja total. En consecuencia, los valores de los activos tangibles y las reservas de petróleo y gas son altamente interdependientes, dado que el MPEEM depende en gran medida de la valoración de los activos tangibles utilizados para producir el petróleo, ya que el uso de los activos tangibles se considera un activo contributivo (cuanto mayor sea el valor de los activos tangibles, mayor será el cargo de activo contributivo a las reservas y menor será el valor de las reservas). La corriente de flujo de efectivo restante, o exceso de ganancias, es atribuible al activo que se está valorando. A continuación, se selecciona una tasa de descuento apropiada y se obtiene el valor actual de la corriente de ingresos excedentes para obtener el valor de los activos sujetos.

El enfoque de mercado se basa en un multiplicador de un incremento designado de los ingresos previstos utilizado por los compradores potenciales al valorar dichos intereses. Los multiplicadores se pueden establecer a través de entrevistas con personas conocedoras del mercado para tales intereses proporcionando una indicación de valor alternativa. Este enfoque se ha utilizado históricamente para valorar la producción de petróleo y los intereses del gas natural.

Aunque este método fue utilizado por los participantes para las estimaciones aproximadas, los participantes de la industria más sofisticados suelen utilizar un método de flujo de efectivo descontado para determinar los valores utilizados en las transacciones. VRG creía que un múltiplo de los ingresos no representaría por sí mismo el valor razonable por eso esta técnica no se utilizó.

CONCLUSIÓN

La valoración de los activos en dificultades en el sector de la energía presentó muchos desafíos. Ciertas metodologías y supuestos dieron lugar a varios "puntos de decisión" sobre la viabilidad económica de los activos que tuvo un impacto significativo en los valores concluidos de los distintos activos. En consecuencia, la consideración y determinación de las metodologías y suposiciones apropiadas fue primordial.

 

 

Valuation Research Group

Valuation Research Group (VRG) proporciona valoraciones y servicios relacionados de alta calidad para las comunidades empresariales de los estados unidos y países internacionales sirviendo a clientes en más de 60 países. Los compromisos multinacionales son dirigidos localmente con un punto de contacto único y realizado por profesionales localizados en los países respectivos.